¡Teñir el cabello en casa no tiene que ser una pesadilla!
Teñir el cabello en casa por primera vez puede resultar una tarea pesada. ¡Con esta guía definitiva para la coloración del cabello, hazlo tú misma, puedes estar segura de que tu cabello lucirá un aspecto profesional y a la moda!

¡Fácil y sin esfuerzo!

1. Sé realista
Al elegir un color de cabello por primera vez, asegúrate de elegir un color que se adapte a tu tono de piel natural. Un tinte negro puede no ser la mejor opción si eres de piel blanca y rubia. Mejor elige un color miel o cobre.

2. Compra más cantidad

Es habitual pensar que necesitamos menos tinte para el cabello del que en realidad nos hace falta. Si tu cabello es largo y grueso, mejor compra un poco más para obtener una cobertura perfecta. Así evitarás sentirte decepcionada con el resultado.

3. Protege tu piel

Ver restos de tinte en tu piel siempre es algo molesto, ya que puede tardar unos días en desaparecer. Para evitar esto, frota un poco de vaselina en la línea de nacimiento del cabello y en la parte superior de las orejas. Para protegerte las manos y las uñas, usa los guantes que vienen en el kit del tinte.

4. Prueba en un mechón

Si vas a teñir el cabello en casa por primera vez, siempre debes probarlo en un mechón. Así sabrás que has elegido el color que mejor te va y que no te da reacción. Debes esperar 24 horas después de la prueba del mechón para teñir todo el cabello

5. Controla los daños

Todo los tintes contienen peróxido, que puede restar al cabello su humedad natural y dejar un aspecto seco y frágil. Utiliza el acondicionador que viene con el kit del tinte y recuerda usar un buen tratamiento acondicionador por lo menos cada semana.

6. No laves tu cabello
El cabello recién teñido no se debe lavar hasta pasadas unas 48 horas. Tiempo suficiente para que los aceites naturales de tu cabello bloqueen completamente el color. Sólo tienes que colocar unas horquillas en tu cabello durante unos días y esperar hasta conseguir un color perfecto.