¿Te preocupa tu pelo crespo? Te entendemos. No importa cuántos grados de humedad haya, el frizz siempre se las ingenia para aparecer. ¡A no desesperar! Tomá nota de estos 5 consejos para evitar que el encrespamiento se adueñe de tu cabello. ¡Recuperá el control de tu pelo!

El encrespamiento suele darse cuando tenemos el pelo seco y poroso, lo que produce que la humedad sea totalmente absorbida por la fibra capilar y el resultado lo ya conocido: una especie de nube de pelo electrificado que se asoma por encima de nuestra cabeza. Antes de que intentes combatirla con la planchita o, directamente, un sombrero, queremos compartirte nuestros trucos para transformar la estructura capilar y devolverle la hidratación natural de tal forma que no necesite tomarla de afuera. ¡Seguinos!

#1 Optá por ingredientes naturales

A la hora de lavarlo, la clave es mantener el cabello hidratado y nutrido con productos naturales, libres de parabenos, que cuiden al máximo el pelo. Si tu cabello es lacio, probá la gama Fructis Lisos Poderosos, formulada con proteína de Keraphyll y óleo de grosella, revela un cabello fuerte libre de frizz. Si tenés rulos, elegí la línea de cuidado específica Fructis Rizos Poderosos para definir tus rizos, disminuir el volumen y controlar el encrespamiento. 

#2 Secalo delicadamente

Después de la ducha, evitá frotar el cabello con una toalla para secarlo, ya que así estarás generando estática y dañando la fibra. El secreto para secar el pelo delicadamente está en hacerlo con una toalla de microfibra, o incluso una remera, presionando el cabello con suavidad para quitarle el exceso de agua. Después, utilizar una crema para peinar, como Fructis Lisos Poderosos o Fructis Rizos Poderosos, es un must para reforzar el pelo y hacerlo más resistente a la humedad del ambiente.

#3 Peinalo con suavidad

Cuando tu cabellera todavía está húmeda es el mejor momento para peinar y desenredar. ¿La mejor manera de hacerlo? Utilizando un peine de madera, de cerdas anchas, y haciéndolo despacio. Decile adiós a los cepillos y peines metálicos o plásticos, que cargan al cabello de electricidad y fricción, y generan un encrespamiento inmediato.

#4 Evitá el uso de herramientas de calor

Siempre que puedas, elegí secar tu pelo naturalmente así prevenís el daño generado por el secador. Siempre que lo utilices, recordá proteger previamente tu cabello con un protector térmico y ubicar el aparato a 5 centímetros de tu cabeza.

#5 Los accesorios que sí

Las gomitas elásticas son las menos recomendables cuando se trata de evitar el frizz, ya que suelen cortar las hebras y dañar la estructura capilar. Te sugerimos optar por los sujetadores de tela, mucho más amables para el pelo, y siempre que puedas salir a la calle con una gorra o sombrero para protegerlo de climas extremos. 

Un cabello libre de encrespamiento es posible con estos consejos prácticos para prevenirlo. ¡Ponelos en práctica!